Mi verdad puede resultar ficticia; mi fantasía puede parecer realidad.
La verdad y la fantasía son como los idiomas, si no se saben interpretar, es difícil comprenderlos.
(Isabel Sánchez)





Leyendo a Paulo Coelho que tan genialmente escribe sus obras y de lectura accesible para que todos podamos comprenderlas, he extraído el siguiente texto de su libro Maktub que recomiendo lo lean pués sirve de reflexión ante muchas circunstancias de nuestra vida.
De todas las poderosas armas de destrucción que el hombre ha sido capaz de inventar, la más terrible, y la más cobarde es la palabra. Los puñales y las armas de fuego dejan vestigios de sangre. Las bombas hacen temblar edificios y calles. Los venenos acaban siendo detectados.
Las palabras transforman al mundo y al hombre. Todos hemos oido decir alguna vez: "No se debe hablar de las cosas buenas que nos ocurren, pués la envidia ajena destruirá nuestra alegria".
Nada de eso: los vencedores hablan con orgullo de los milagros de sus vidas. Si pones energia positiva en el aire, atrae más energia positiva y alegra a aquellos que realmente te quieren bien.
En cuanto a los envidiosos, a los derrotados, sólo podrán causarte daño si les das ese poder. No temas. Habla de las cosas buenas de tu vida para quién quiera oírlas. El Alma del Mundo tiene gran necesidad de tu alegria.

(Del libro "Maktub" de Paulo Coelho.)
© Sentimientos Paralelos


Si utilizas algún contenido de esta página debes hacer mención y enlace al post directo de dicho contenido. La dirección de cada post individual la encontrarás pulsando encima del título del mismo. No se puede hacer uso comercial ni trabajos derivados total o parcial del contenido de este blog.
Gracias por respetar mi trabajo






Safe Creative #0810111071154







Gracias por tu visita
(Isabel Sánchez)