Mi verdad puede resultar ficticia; mi fantasía puede parecer realidad.
La verdad y la fantasía son como los idiomas, si no se saben interpretar, es difícil comprenderlos.
(Isabel Sánchez)



El mundo está en venta. Nuestras vidas en peligro. Pero sólo ellos conocieron la desgracia más extrema.


Maldita desigualdad la que nos convierte a todos en culpables de todo.
Mientras más de la mitad del planeta no tiene qué comer, el resto sólo se preocupa de comprar, consumir y derrochar hasta lo que les corresponde por vida y por derechos humanos a los más desamparados.
Yo quiero vender lo vivido, también lo destruido. Subasto los errores y lo perdido. Y regalo las ilusiones.
Me construiré otra vida mejor. La viviré hasta gastarme, sin esperar nada de los sucios beneficios de esta miserable y arrogante sociedad. Mientras, los demás se quedarán impertérritos esperando nuevas tragedias ajenas.
© Sentimientos Paralelos


Si utilizas algún contenido de esta página debes hacer mención y enlace al post directo de dicho contenido. La dirección de cada post individual la encontrarás pulsando encima del título del mismo. No se puede hacer uso comercial ni trabajos derivados total o parcial del contenido de este blog.
Gracias por respetar mi trabajo






Safe Creative #0810111071154







Gracias por tu visita
(Isabel Sánchez)