Mi verdad puede resultar ficticia; mi fantasía puede parecer realidad.
La verdad y la fantasía son como los idiomas, si no se saben interpretar, es difícil comprenderlos.
(Isabel Sánchez)





Taichi Takashita, que así se llama el nuevo enamorado de esta era, ha lanzado una campaña online petition para reunir más de un millón de firmas que le apoyen y así poder presionar a los gobernantes nipones a que le autoricen a casarse con su amada MIKURU ASAHINA del cómic Suzumiya Haruchi no Yuntsu, que quiere decir: La melancolía de Haruchi Suzumiya.
Ahora inventarán debates de si sería posible legalizar los matrimonios con personajes ficticios. Todo depende de que hagan estudios sobre las personas que se sienten mucho más atraidas por el mundo de dos dimensiones, como Taichi takaskao que preferiría incluso convertirse en un residente del mundo bidimensional, pero que no es compatible con la tecnología actual, y sus posibles secuelas si no pudieran vivir legalmente bajo el mismo techo de sus cónyuges ficticios.
Una de las mil personas que ya han comenzado a firmar la campaña ha dicho: "Durante mucho tiempo sólo he sido capaz de enamorarme de personas, y actualmente tengo a alguien al que realmente amo, incluso siendo de ficción sigue siendo amor. Me gustaría que hubiese una aceptación legal para este sistema."
Leer la noticia original en: metro.co.uk
© Sentimientos Paralelos


Si utilizas algún contenido de esta página debes hacer mención y enlace al post directo de dicho contenido. La dirección de cada post individual la encontrarás pulsando encima del título del mismo. No se puede hacer uso comercial ni trabajos derivados total o parcial del contenido de este blog.
Gracias por respetar mi trabajo






Safe Creative #0810111071154







Gracias por tu visita
(Isabel Sánchez)