Mi verdad puede resultar ficticia; mi fantasía puede parecer realidad.
La verdad y la fantasía son como los idiomas, si no se saben interpretar, es difícil comprenderlos.
(Isabel Sánchez)





Los malos tratos físicos, por su acción de golpear provocando lesiones, dejan marcas y/o produce dolor físico; es el más fácil de detectar.
Los malos tratos psicológicos pueden ser difíciles de detectar por la ausencia de marcas corporales. Pero del mismo modo que los malos tratos físicos dejan cicatrices corporales, los malos tratos psicológicos dejan secuelas emocionales, muchas veces graves, muchas veces de por vida.
En una familia donde existen malos tratos, se aprende a maltratar porque se ven los malos tratos como una forma de vida y se cree que es la normal.
Algunas personas no saben controlar sus sentimientos, no son capaces de controlar sus enfados, no saben afrontar las dificultades de la vida. Esos factores motivan que tengan problemas con la agresión y el autocontrol. Si se diera un tratamiento psicológico adecuado para saber afrontar esos problemas, se podría solucionar satisfactoriamente la raíz del problema del maltratador.
Hay otras personas con trastornos de la personalidad o que padecen alguna enfermedad mental, que muchos la desconocen, e incluso se niegan a reconocerlo y a recibir tratamiento médico, que provocan frecuentemente o cuando entran en crisis, escenas lamentables de violencia física y verbal.
No quiere decir que todas las personas que tienen trastorno de personalidad o una enfermedad mental, pueden que convertirse necesariamente en maltratadores.
Las personas que son víctimas de malos tratos también necesitan ayuda. No deben mantenerlo en secreto porque eso empeora la situación cada vez más.
Hay que pedir ayuda y apoyo en un primer paso sumamente importante para cambiar la situación.
Cambiar de vida completamente no debe ser un obstáculo, existen muchos caminos para elegir libremente en nuestras vidas.
El proceso que ayuda a recuperar la seguridad, la confianza y la autoestima perdidas a través de las palizas, las discusiones, las peleas, los insultos, todo lo que ha quedado atrás pero que persisten aún habiendo escapado del verdugo, se elabora con la ayuda de un buen terapeuta.
Y sobre todo no dejando que se sienta vergüenza o culpabilidad de esos malos tratos.
Todo aquel que maltrata a un ser evidentemente inferior, es un cobarde que no tiene agallas para enfrentarse a sus dificultades en la vida, a sus frustraciones y a sus complejos. Y que cree que puede quedar impune de sus actos. Y sobre todo se piensa que es el propietario de su víctima.
Nadie es de nadie. Nadie debe de someter a nadie a sus malos tratos. Y nadie tiene la obligación de permitir y soportar malos tratos.
Los malos tratos se pueden corregir y todos podemos aprender a ponerle freno.
Este es un tema muy peliagudo, que hay que tratar sutilmente cada caso, porque a veces, muchas veces, el machismo lo fomenta la propia mujer. No nos olvidemos que durante siglos la mujer ha sido educada para servir al hombre, y para que el mundo cambie en todos sus aspectos deberían desaparecer tres generaciones, y eso, es imposible.
Yo digo que el machismo desaparecerá cuando no existan mujeres machistas. Mientras hayan mujeres que lo permitan, no desaparecerá.
Muchas mujeres desde un principio de la relación permiten humillaciones de su cobarde pareja, están ciegamente enamoradas y no se dan cuenta o no les interesan darse cuenta que esas humillaciones no deberían producirse si realmente existe amor por parte del otro, y permiten que se produzcan una y otra vez hasta que llega el momento que no pueden más. Si desde el primer momento hubiesen puesto freno, tal vez hubiesen ayudado a que otras mujeres no sufran malos tratos.

© Sentimientos Paralelos


Si utilizas algún contenido de esta página debes hacer mención y enlace al post directo de dicho contenido. La dirección de cada post individual la encontrarás pulsando encima del título del mismo. No se puede hacer uso comercial ni trabajos derivados total o parcial del contenido de este blog.
Gracias por respetar mi trabajo






Safe Creative #0810111071154







Gracias por tu visita
(Isabel Sánchez)