Mi verdad puede resultar ficticia; mi fantasía puede parecer realidad.
La verdad y la fantasía son como los idiomas, si no se saben interpretar, es difícil comprenderlos.
(Isabel Sánchez)





Para todas aquellas listillas que les gustan engañar a esos ilusos que creen que todavía hay alguna chica esperándole con su virginidad blindada, este producto una vez insertado en la vagina y con la ayuda de algunos quejidos y gemidos, asegurará esa virginidad cada vez que se necesite.
Así no hay que pasar por quirófano para restaurar de nuevo el himen y satisfacer la tradición del machismo más antiguo.
Claro que en busca del marido ideal, hay mujeres sin escrúpulos que hacen lo imposible por pillarlo. Aunque mirándolo bien, tal vez se merezcan que los engañen, porque yo me pregunto: ¿y ellos también van vírgenes al matrimonio?
En fín, para gustos se hicieron vaginas.

gigimo.com
© Sentimientos Paralelos


Si utilizas algún contenido de esta página debes hacer mención y enlace al post directo de dicho contenido. La dirección de cada post individual la encontrarás pulsando encima del título del mismo. No se puede hacer uso comercial ni trabajos derivados total o parcial del contenido de este blog.
Gracias por respetar mi trabajo






Safe Creative #0810111071154







Gracias por tu visita
(Isabel Sánchez)