Mi verdad puede resultar ficticia; mi fantasía puede parecer realidad.
La verdad y la fantasía son como los idiomas, si no se saben interpretar, es difícil comprenderlos.
(Isabel Sánchez)





Esa es la pregunta que se hacen hoy los dueños de los medios privados, con el magnate Rupert Murdoch a la cabeza.
En poco tiempo, leer los periódicos por internet costará dinero.
No más panzadas informativas gratis. No más dar la vuelta al mundo por los periódicos por la mañana sin gastar un centavo, haciendo clic despreocupadamente en cualquier título.
El revuelo comenzó cuando Murdoch -propietario de varios diarios como los británicos Times y Sun y los estadounidenses New York Post y Wall Street Journal- anunció que volverá a cobrar a los lectores por los contenidos en internet.
Todo por la caída de los ingresos por publicidad provocada por la recesión y la consecuente necesidad de nuevas formas de financiamiento.
Tras Murdoch, una larga fila de dueños de medios privados amenazan con imitarlo.
¿Se acabó el café virtual?
La realidad es que la costumbre de leer las noticias por internet sin pagar, como tú estás haciendo ahora mismo, está muy instalada en la realidad cotidiana de los internautas y parece difícil volver atrás.
La sensación es como si después de viajar durante años en primera clase a uno lo devolvieran a la clase turista.
La comunidad internauta parece dividida. Muchos blogueros se oponen a este retorno a los inicios del periodismo por internet, cuando los periódicos cobraban por sus contenidos.
Medida que casi todos tuvieron que anular ante la huida masiva de los usuarios hacia los medios gratuitos.
“Si se cobra un artículo, ya no lo puedo comentar, vincular ni acceder a lo que llamo 'la máquina de café virtual'”, protestó a BBC Mundo Enrique Dans, bloguero y profesor de Sistemas de Información de la IE Business School de Madrid.
¿No más artículos enviados a amigos? ¿No más blogs desmenuzando y discutiendo contenidos compartidos? Según Dans, esto sería inviable pues "la idea del lector pasivo que no puede interactuar ya no funciona".
El bloguero se pregunta cómo harán los dueños de los periódicos para evitar que los contenidos no sean reproducidos y compartidos de manera gratuita.
Para otros, el cobro es una realidad inexorable y ya preparan sus tarjetas de crédito para acceder a los artículos de su interés.
Pagar o no pagar
Pero ¿están dispuestos los lectores a volver a pagar?
Un estudio reciente de la consultora PricewaterhouseCoopers revela que un 62% de los usuarios están dispuestos a pagar por contenidos noticiosos online.
Para el bloguero argentino y periodista experto en nuevos medios Leandro Zanoni, hay un amplio mercado de internautas que estarían dispuestos a pagar a través de micropagos por noticias, beneficios adicionales o contenidos Premium.
“La gratuidad de los contenidos no se sostiene”, dijo Zanoni a BBC Mundo. “¿Cuánto tiempo más los grandes medios seguirán subsidiando sus versiones online?” se preguntó.
El debate ya no es “si se va a cobrar o no” sino “cuándo se empezará”.
Esto lo dice a BBC Mundo Gordon Crovitz, y sabe de lo que habla: fue editor del diario estadounidense Wall Street Journal y con ojo visionario y otros dos colegas fundó Online Journalism, una empresa que se dedica a asesorar a los periódicos para que se adapten lo mejor posible a volver a cobrar por los contenidos.
Según informa la revista británica The Economist, los dueños de 700 diarios ya hacen cola para ser asesorados por su compañía.
Los editores -dice Crovitz- están pensando en términos de supervivencia y se mueven rápidamente. Para él está claro que los ingresos por publicidad, por sí solos, no permiten la existencia de medios de comunicación “independientes y robustos”.
¿Están dispuestos los internautas a pagar? Para Crovitz, sí. “Los usuarios están acostumbrados a pagar por servicios y contenidos” como las descargas de música (el ejemplo más claro es el iTunes de Apple) o los sonidos para celulares.
La única solución, según él, es una combinación de contenidos gratuitos y pagos, lo que en la jerga de los nuevos medios se denomina contenidos “Freemium” (mezcla de gratuito y Premium).
"Los bits son libres"
En la vereda de enfrente, el bloguero Enrique Dans dijo a BBC Mundo que “es muy difícil que la gente quiera pagar, y es muy difícil que el cobro vaya a funcionar de la noche a la mañana”.
Según Dans, aunque es muy lícito que los dueños de los medios quieran cobrar por los contenidos, en la comunidad bloguera hay “escepticismo”.
“Ha habido muchos fracasos en este sentido”. Dans citó como único caso exitoso el Wall Street Journal, debido a que ofrece contenidos especializados y sus lectores están dispuestos a pagar por datos urgentes y específicos.
El bloguero y profesor enumeró varias desventajas del cobro: en primer lugar, que los contenidos de los periódicos que cobren quedarán fuera de los buscadores, gran fuente de tráfico para los periódicos online.
“En internet, si el negocio consiste en impedir el tráfico de bits, es cortoplacista. Si hay una frase que se puede aplicar aquí es que los bits son libres”.
Tranquilos, hispanohablantes
Las voces de alarma se van reproduciendo en la comunidad bloguera. Sin embargo, en España y América Latina el temblor no parece ser tan grande por ahora.
Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas de España, puso paños fríos al debate pues no cree que en su país se vaya a cobrar por los contenidos.
“Deben pensarlo muy bien antes de empezar a cobrar, porque puede haber una caída total de sus ingresos, como ya pasó con El País”, dijo Domingo a BBC Mundo.
El internauta recordó el caso del periódico español, que comenzó a cobrar en 2002 para acceder a los contenidos informativos de su edición digital. Pero en 2005, ante la caída de las visitas y el éxito de su competidor gratuito El Mundo, los volvió a liberar.
Efectivamente, en ese sentido Lydia Aguirre, directora de ElPais.com, confirmó a BBC Mundo que no están pensando en cobrar a sus lectores, “aunque siguen con atención el debate”.
De la otra orilla Marcos Foglia, gerente de Nuevos Medios del diario argentino Clarín –uno de los diarios en castellano más leídos del mundo – opinó prácticamente igual y dijo que por el momento cobrar no es una alternativa viable.
¿Cuánto?
Otro de los interrogantes que plantea este nuevo escenario es cuánto estarían dispuestos a pagar los internautas.
Muchos expertos coinciden en que la respuesta es "poco". Algunos proponen cobrar unos centavos por artículo leído, otros se inclinan por "murallas de pago" de bajo precio y otros por un menú de medios a cargo de intermediarios por un monto mensual o anual.
Después de haber realizado un estudio entre sus lectores, el diario estadounidense The New York Times concluyó que podría cobrar hasta 60 dólares al año por el acceso a su edición web.
Las aguas están divididas y es pronto aún para predecir el futuro. Queda por ver si los internautas de hoy están listos para volver a pagar por contenidos y, en tal caso, qué valor le dan a las noticias.
Vía: BBC-Mundo

© Sentimientos Paralelos


Si utilizas algún contenido de esta página debes hacer mención y enlace al post directo de dicho contenido. La dirección de cada post individual la encontrarás pulsando encima del título del mismo. No se puede hacer uso comercial ni trabajos derivados total o parcial del contenido de este blog.
Gracias por respetar mi trabajo






Safe Creative #0810111071154







Gracias por tu visita
(Isabel Sánchez)