Mi verdad puede resultar ficticia; mi fantasía puede parecer realidad.
La verdad y la fantasía son como los idiomas, si no se saben interpretar, es difícil comprenderlos.
(Isabel Sánchez)









Rafael García Fernández, el Rafita , hoy ha quedado en libertad al concluir la pena que le fue impuesta por un juez de menores, de cuatro años de internamiento y tres de libertad vigilada, por participar en el asesinato de Sandra Palo.
Fue el 17 de mayo del 2003 cuando el Rafita, en compañía de otros dos menores y de un joven de 18 años, introdujeron en un coche a la víctima, de 22 años y que padecía una minusvalía psíquica, y la condujeron hasta un descampado donde la violaron y atropellaron en repetidas ocasiones, para posteriormente prenderle fuego y acabar con su vida.
El Rafita tenía 14 años cuando cometió el crimen. Hoy con 22, ha quedado en libertad y sin historial delictivo, según confirmaron fuentes de Instituciones Penitenciarias, organismo que asumió su control el pasado 27 de enero en sustitución de la Comunidad de Madrid, que había supervisado su situación de libertad vigilada durante los años anteriores.



En la entrevista dices que fue un error como el de cualquier persona; disculpa asesino, yo puedo cometer errores pero no el de violar y torturar salvajamente hasta una muerte agónica a ninguna persona como hiciste tú. También dices que esperas que a partir de ahora si la prensa llega hasta ti que sea pidiéndolo correctamente, vamos a ti te iba a pedir explicaciones yo de otra manera muy diferente a la que tú ni te has imaginado. Declaras que tú no has robado nunca nada y que te has convertido en el blanco de la sociedad, que ahora si en tu bloque alguien robara te culparían a ti. Pués te contesto que al igual que tú dices que cualquier persona puede cometer un error, si te culpan a ti por algo que no haces o te cortan el cuello o te dejan tetrapléjico o te tiran por un barranco, o te cortan a cachitos, muy lentamente, así de forma sádica, como te gusta a , penetrándote con objetos, prendiéndote fuego, pasándote un coche por encima, se te piden disculpas y ha sido eso, un error como otro cualquiera que puede tener cualquier persona, ¿qué te parece?
En tu cara, en tu expresión, en tus palabras, se leen malas intenciones, por lo que debes quedar en alerta roja para toda la sociedad, que tus pasos sean controlados de por vida, que nada te deje vivir en paz contigo mismo, y que las pesadillas que has comentado en anteriores ocasiones que tienes por las noches se multipliquen también por el día, que la imagen de Sandra Palo sea tu castigo, tu calvario, tu condena, y que no puedas descansar, ni vivir tranquilo el resto de tu vida porque tus remordimientos se conviertan en tus fantasmas.
Este es el deseo de toda la sociedad, esa sociedad a la que tú, cínicamente, quieres hacer responsable de tu horroroso crimen.Una sociedad totalmente desamparada por las leyes ante un criminal peligroso como tú, que nos tomaremos la justicia por nuestra cuenta publicando todas tus andanzas y alertando al mundo. Eres un criminal con una alta dosis de cinismo por lo que no debes quedar impune, y estoy completamente segura que jamás te olvidaremos. La sociedad será tu verdadero verdugo, no te saldrás con la tuya, estaremos pendiente de ti aunque creas que nos hemos olvidado. Y ojalá algún dia tomaras la decisión más idónea para que la sociedad se libre de un parásito como tú.
Para , matar a una persona y quedar impune puede ser normal, para mi y millones de personas debe de ser castigado, con una condena de cadena perpetua en tu caso, como no ha sido así porque las leyes las elaboran individuos que como todos también pueden errar, y en los que no creemos pués su ineptitud queda una vez más, latente, vamos a hacerte un seguimiento secreto, sin molestarte, pero que te acompañará las 24 horas del día.
¿Lo que más te gusta es estar con discapacitados verdad? Eres buen nadador y te interesa trabajar en piscinas, siempre con discapacitados ¿no es así? Este es un dato magnífico para que procures no acercarte jamás a ningún discapacitado en tu larga o corta e injusta libertad.


Crónica de un asesino protegido por las leyes española

La banda al completo: historia de la impunidad
‘El Malaguita’, de dieciocho años y, por lo tanto, el único mayor de edad del grupo, “El Ramón”, “El Ramoncín” y “El Rafita” son, además de los cuatro asesinos de Sandra Palo, los integrantes de una banda que tiene atemorizados a los vecinos de la Avenida de Villaviciosa, en Alcorcón.
Las historias de todos ellos son, sin duda, paralelas y es que acumulan más de 700 denuncias contra ellos. El vandalismo ha sido su actividad principal a lo largo de toda la vida. Comenzaron rompiendo las farolas, las puertas del recinto en el que viven, los árboles. Estos cuatro jóvenes provienen de distintas zonas de Madrid, pero el problema se agudiza cuando, tal y como comentan los vecinos, “el IRIS (Instituto para el Realojo y la Integración Social) decide reagrupar a todos estos chicos y sus familias en la misma zona de viviendas”.
Desde ese momento, los vecinos han visto cómo les robaban los coches, se los quemaban, les destrozaban el barrio mientras que “aquí nadie hace nada porque la respuesta es siempre la misma, son menores”, comenta un vecino. En la Fiscalía de Menores se les conoce, en la Policía de Alcorcón se les conoce también, y es que algunos de estos cuatro asesinos han formado parte de la antigua banda “del Chupete” que tantos problemas causó hace años a los vecinos de Alcorcón. Esta banda se dedicaba a robar los coches del vecindario para cometer todo tipo de asaltos. El mismo “modus operandi” que utilizaron cuando violaron, quemaron y asesinaron a Sandra Palo.
Los vecinos tienen miedo y es que estos niños, no son tan niños. Son crueles, fríos. En la Fiscalía de Menores se amontonan las denuncias contra estos jóvenes delincuentes. Sus expedientes van acumulando folios y folios a medida que los vecinos denuncian infructuosamente ante la Policía los diferentes y continuos delitos: robos, tirones, asaltos, agresiones, alunizajes, amenazas y cualquier delito propio de experimentados delincuentes.
Por cada una de las demandas presentadas, el denunciante recibe una carta de la Fiscalía de Menores de Madrid siempre con la misma respuesta: “Respecto de la denuncia formulada por Vd. por hechos presuntamente cometidos por el/los menor/es R.G.F. ha recaído una resolución de Archivo por no haber cumplido dichos menores la edad de 14 años”. Al ‘Pumuki’ se le atribuye su participaciónón en robos de coches, alunizajes (utilizan los coches robados para estrellarlos contra los escaparates de los comercios y así robar más fácilmente), amenazas, tirones, vandalismo y todos estos delitos los ha cometido junto a los otros menores.
“El Rafita” es a pesar de ser el más pequeño es uno de los más violentos. “El Pumuki”, como también es conocido, es todo un experto en el robo de coches. Desde bien pequeño, esta ha sido una de sus ocupaciones principales con la banda del Chupete. Desde hace años las denuncias contra él se acumulan. Cuando uno de los vecinos fue a presentar una de tantas denuncias en la comisaría le comentó al agente que le tomaba declaración que con ésta eran ya, por lo menos, 30 las denuncias que presentaba contra “El Pumuki”, ante lo que el agente contestó que esa cifra podría acercarse a las denuncias diarias que recibía esa comisar�a contra estos chicos. Es posible que el agente exagerara, pero lo cierto es que el número de denuncias contra esta banda es sin duda alarmante. “El Rafita” conoce bien lo que es un centro para menores. Allí es donde va cada vez que le detienen por cometer cualquier delito, pero él mejor que nadie sabe que quedará impune.
En más de una ocasión una vez detenido y de camino al centro de Chamberí, donde suele ser trasladado, “El Rafita” le ha dicho a los policias “Veremos que hay hoy de cena y si me gusta me quedo y, si no, me escapo y esta noche ya duermo en casa”.
© Sentimientos Paralelos


Si utilizas algún contenido de esta página debes hacer mención y enlace al post directo de dicho contenido. La dirección de cada post individual la encontrarás pulsando encima del título del mismo. No se puede hacer uso comercial ni trabajos derivados total o parcial del contenido de este blog.
Gracias por respetar mi trabajo






Safe Creative #0810111071154







Gracias por tu visita
(Isabel Sánchez)