Mi verdad puede resultar ficticia; mi fantasía puede parecer realidad.
La verdad y la fantasía son como los idiomas, si no se saben interpretar, es difícil comprenderlos.
(Isabel Sánchez)









Ayer estuve en el Cirque du Soleil y disfruté de un magnífico espectáculo.


Este post no es solo para comunicar lo bien que me lo pasé en el circo, sino para alertaros de que aún existen algunos circos crueles con los animales rondando por algunos países, entre ellos el nuestro.


He tomado unos fragmentos de la página PETA, asociación animalista internacional de la que soy miembro, y la he traducido, para que podáis comprobar el infinito mal trato que se infringe a los animales que sirven de cambio de moneda en esos circos sin escrúpulos ni ética ni moral, en donde engañan a los espectadores mostrando un dulce espectáculo que enmascara una crueldad tal digna solo de personas inhumanas que viven y se enriquecen a través de su terrible violencia con los animales.


"Los osos, elefantes, tigres y otros animales no andan en bicicleta voluntariamente, ni en pie sobre sus cabezas, o el equilibrio en las bolas, o saltar a través de aros de fuego. No llevan a cabo éstos y otros trucos difíciles porque quieren, sino que los realizan, porque tienen miedo de lo que pasará si no lo hacen.
Para los animales en los circos, no hay tal cosa como "refuerzo positivo" de sólo diferentes grados de castigo y de privación. Para obligarlos a realizar estos trucos incómodos físicamente, y sin sentido, los entrenadores usan látigo, collares ajustados, bozales, picanas eléctricas, bullhooks y otras herramientas dolorosas.
En el circo Ringling Bros., los elefantes son golpeados, golpeados, empujados, pinchados con ganchos afilados, a veces hasta sangrar. Ringling rompe el espíritu de los elefantes cuando son bebés vulnerables que aún deben estar con sus madres. Padres desprevenidos planeando un viaje familiar al circo no saben acerca de las sesiones de entrenamientos violentos con cuerdas, bullhooks y descargas eléctricas picanas que los elefantes deben soportar. Heartbreaking. Las fotos revelan cómo en el circo Ringling Bros (como en otros circos que utilizan animales) los entrenadores cruelmente fuerzan a elefantes bebés a aprender trucos, y no es a través de un sistema de recompensas, como ellos dicen".





Míralos en el siguiente enlace y decide tú mismo si quieres visitar algún circo cruel con animales. O si quieres enseñar a tu hijo, sobrino, nieto, el arte de la tortura que no verán mientras observan un ‘bonito espectáculo’ en el que el animal ha sido secuestrado de su hábitat natural sufriendo cambios de temperaturas antinaturales para él, donde para que haga ‘eso’ que a ti y al niño os gusta, ha sido cruelmente torturado, que los dejan en camiones y/o jaulas pequeñas para que no se puedan mover mientras dura el trayecto de una ciudad a otra, que no les dan de comer ni beber agua cuando lo necesitan porque así ni defecan ni se orinan en las jaulas mientras están de viaje.


Tú mismo puedes ser cómplice de ese criminal negocio que vive a costa del sacrificio animal.


Míralo en: http://www.peta.org/issues/animals-in-entertainment/circuses.aspx


Si quieres disfrutar de un gran circo sin crueldad animal, hecho por atletas y con una sublime coreografía que te deleitará, visita el Cirque du Soleil. En este circo se lo curran las personas a base de muchas horas de entrenamiento para ofrecer el verdadero 'mayor espectáculo del mundo'.





© Sentimientos Paralelos


Si utilizas algún contenido de esta página debes hacer mención y enlace al post directo de dicho contenido. La dirección de cada post individual la encontrarás pulsando encima del título del mismo. No se puede hacer uso comercial ni trabajos derivados total o parcial del contenido de este blog.
Gracias por respetar mi trabajo






Safe Creative #0810111071154







Gracias por tu visita
(Isabel Sánchez)