¿Melancolia o trastorno bipolar?


A lo largo de la historia, existen múltiples referencias a la melancolía.Hipócrates en el siglo V a.C. ó Galeno en el siglo I a.C., achacaron la tristeza a la bilis negra, uno de los cuatro humores del cuerpo, según las teorías predominantes de la época.Areteo de Capadocia en el siglo I d.C., consideró la manía y la melancolía como trastornos relacionados entre sí.Ya en la Edad Media, la medicina se sumió en el oscurantismo y la superstición. La enfermedad mental en este ciclo de la historia se tiñó de tintes demoníacos.En el Renacimiento, considerado "la edad de oro de la melancolía", muchos autores llegaron a considerar el sufrimiento de este estado, una característica de la profundidad del espíritu humano.El siglo XIX fué decisivo en la definición del trastorno bipolar. Jean Pierre Fabret acuñó en 1854 el término "folie circulaire" ó "locura bipolar", que describió como estados maníacos y melancólicos con intervalos lúcidos.A principios del siglo XX en 1921, el psiquiatra alemán Emil Kraepelin publicó "Manic-Depressive Insanity and Paranoia", un trabajo revolucionario en el que propuso una clasificación de tres grandes grupos de los trastornos que llenaron los manicomios: esquizofrenias, demencias y enfermedad maníaco-depresiva.En 1980, el término de trastorno maníaco-depresivo fué reemplazado por el trastorno bipolar, según estableció el DMS-III.Las investigaciones más recientes sobre esta enfermedad se centran en describirla desde el punto bioquímico. De esta forma será posible comprender mejor la enfermedad y desarrollar medicamentos más refinados para su tratamiento.Esta enfermedad se reconoce por dos fases. Fase de manía y fase de depresión.Síntomas de la fase de manía. El paciente se muestra excesivamente exultante y pletórico:- Incremento de la actividad en el trabajo, en los estudios ó sexualmente.- Disminución de la necesidad de dormir.- Encontrarse demasiado bién, con un estado de ánimo eufórico.- Pensamiento acelerado, saltar de una idea a otra.- Hablar mucho más de lo habitual.- Irritabilidad extrema.- Autoestima exagerada ó grandiosa.- Facilidad para distraerse ó desviar la atención hacia estímulos externos irrevelantes.- Comportamiento provocatico ó agresivo (verbal en la mayoria de los casos).- Gastar dinero de forma irrefrenable, embaucarse en proyectos irrealizables ó inversiones económicas alocadas.- Negar que las cosas van mal ó que el comportamiento sea anormal.En ocasiones, estos episodios incluyen síntomas de psicosis, como alucinaciones auditivas y/o visuales (percepciones sín objeto como, por ejemplo, creer sentir la presencia de gente ó cosas que en realidad no están ahí), y delirios (ideas y razonamientos sín base lógica). Es un trastorno del pensamiento.Síntomas de la fase de depresión. El paciente sufre síntomas de tristeza e inhibición propios de los trastornos depresivos:- Estado anímico triste, melancólico ó llanto frecuente.- Cambios llamativos en el apetito ó en el peso.- Problemas con el sueño (dormir mucho ó poco).- Irritabilidad, ansiedad, inquietud ó mal humor.- Pérdida de nergía ó tendencia al sueño.- Sensación de culpa ó baja estima.- Dificultad para concentrarse ó indecisión.- Incapacidad para disfrutar de las cosas y rechazo al contacto social.- Molestias ó dolores injustificados.- Pensamientos repetidos de muerte ó suicidio.Si durante dos ó más semanas la persona padece cinco ó más de éstos síntomas, se considera que está deprimido.No estaría de más que visitara a un especialista.
-----
El miedo es lo único que nos limita
Gracias por tu visita

Comentarios