Feliz Año 2009



Este año comeremos las uvas un segundo más tarde, porque el último minuto de 2008 tiene 61 segundos. De esta forma se corrige la diferencia que existe entre los relojes y el tiempo astronómico, el que se basa en la rotación del eje de la Tierra, y que es más lento. Esta es la vigésimo cuarta vez que se añade este segundo adicional al reloj maestro, el que está en el Pentágono, y sobre el que se basan los relojes de todo el mundo.

Via: ABC

Jó! y yo que tenía prisa para empezar cuánto antes...ahora se me han roto los esquemas.
-----
El miedo es lo único que nos limita
Gracias por tu visita

Comentarios