Himen artificial



Para todas aquellas listillas que les gustan engañar a esos ilusos que creen que todavía hay alguna chica esperándole con su virginidad blindada, este producto una vez insertado en la vagina y con la ayuda de algunos quejidos y gemidos, asegurará esa virginidad cada vez que se necesite.
Así no hay que pasar por quirófano para restaurar de nuevo el himen y satisfacer la tradición del machismo más antiguo.
Claro que en busca del marido ideal, hay mujeres sin escrúpulos que hacen lo imposible por pillarlo. Aunque mirándolo bien, tal vez se merezcan que los engañen, porque yo me pregunto: ¿y ellos también van vírgenes al matrimonio?
En fín, para gustos se hicieron vaginas.

gigimo.com
-----
El miedo es lo único que nos limita
Gracias por tu visita

Comentarios