Los trastornos del sueño



Los desórdenes del ritmo circadiano son una causa frecuente de insomnio. Trabajo por turnos o vuelos transoceánicos alteran el reloj biológico, provocando una serie de desajustes que afectan al patrón normal del sueño.
También para conciliar el sueño, las relaciones sexuales, en el caso de las mujeres, no son demasiado recomendables antes de dormir, si se tienen dificultades en el sueño de forma habitual. Según el Dr. Eduard Estivill, director de la Clínica del Sueño del Instituto Universitario Dexeus de Barcelona, quién presentó un estudio sobre los hábitos del sueño en todo el mundo, el sexo es positivo para el hombre antes de dormir ya que tras alcanzar el orgasmo, entra en una fase rápida de relajación. En cambio, la mujer permanece estimulada por más tiempo, lo que puede conllevar dificultades para relajarse y conciliar el sueño.
La melatonina es una hormona segregada por la glándula pineal. Una de sus funciones más característica es la regulación del reloj biológico humano: su secreción varía durante el ciclo de 24 horas con una producción alta por la noche y prácticamente nula durante el día. Gracias a esta capacidad y a su acción sedante, es eficaz en la inducción al sueño, por lo que ha nacido un nuevo fármaco, agonista de la melatonina, que podría revolucionar el actual arsenal terapéutico contra el insomnio, en su mayoría fármacos tranquilizantes como las benzodiazepinas.
De todos es sabido que, la falta de sueño y su mala calidad, pueden afectar al rendimiento físico e intelectual, con peligro añadido para aquellas personas con actividades laborales peligrosas.

Vía: consumer.es
-----
El miedo es lo único que nos limita
Gracias por tu visita

Comentarios