El surrealismo desmesurado de Corea del Norte



Nostradamus predijo entre muchas cosas que se han ido cumpliendo, que habría un presidente norteamericano de raza negra, que la Iglesia pasaría por una última transición mortal y que su mensaje lo daría un último papa de raza negra, que el Rey Juan Carlos de Borbón moriría en un atentado, que la tercera guerra mundial llegaría de la mano de un asiático enfermo, potencialmente loco y sanguinario. Que las nuevas tecnologías facilitarían la percepción de nuevas guerras tecnológicas. Que el mundo sería un caos en manos de toda la humanidad.
Y observando la actualidad con lupa, llego a la conclusión que estamos introduciéndonos a pasos agigantados en una vía insegura, inestable, amenazante por cualquier líder que nosotros mismos elegimos para que nos proteja. En el caso de Corea del Norte, un país que ignora que existen otros modos de vida más tolerante y humana, claramente patente en su adiestramiento en fiereza y docilidad al pueblo por parte de una dinastía comunista más antigua y fuerte del mundo, que se pasa por el forro las advertencias mundiales sobre sus prácticas bélicas que aún no se sabe exactamente si son por provocación y chantaje de puertas para afuera, de amenaza a su propio pueblo de puertas para adentro, si la crisis económica supera toda clase de peligrosa ficción y podría ser una promoción de venta a grupos organizados, viejas rencillas con EE.UU y con su país hermano Corea del Sur, la situación familiar y personal del presidente norcoreano en la que se encuentra enfermo y sus penurias económicas han provocado la oposición de sus hijos y de sus familiares para que alguno de ellos le suceda en su trono y que es la incertidumbre sobre el control de poder en Corea del Norte.
En fin, si no entiendes lo que está pasando con Corea del Norte y que es actualidad y de interés mundial, mira este magnífico documental dividido en seis videos muy explicativos sobre ese país de un surrealismo desmesurado.

1ª parte:



2ªparte:



3ª parte:



4ª parte:



5ª parte:



6ª y última parte:



Y como siempre en política, lo único que cambia con el tiempo es el collar de los perros.
-----
El miedo es lo único que nos limita
Gracias por tu visita