La pobreza en Europa y los sueldos de los eurodiputados que se niegan a solidarizarse






El 20% de los europeos vive bajo el umbral de la pobreza mientras los eurodiputados cobran alrededor de 4.500 € de sueldo de los que se niegan a bajarse ni un mínimo del 5% en solidaridad con esa pobreza extrema.

Según publica hoy, infanciahoy, de más de 100 millones de europeos menores de 18 años de edad, aproximadamente el 20% están sujetos al riesgo de pobreza. Las tarifas varían entre 12% y menos en Dinamarca, Finlandia, Suecia, Chipre, Eslovenia y Alemania, el 22% o el 23% en el Reino Unido, Grecia, Italia, Lituania, Polonia, Rumanía y España. Las considerables disparidades regionales son también evidentes: en Estonia, por ejemplo, los niños tienen el doble de pobres en las zonas rurales que en las urbanas.
Para buscar que esta situación cambie se deberá plantear la erradicación de la pobreza y la exclusión social de los niños como un derecho humano fundamental. Así la única forma de detener la sucesión de las generaciones de los adultos desfavorecidos y en situación de pobreza de hoy es para ofrecer mejores oportunidades para sus hijos. Los niños que viven en condiciones de hacinamiento en el escape de aire tienden a comer menos y su rendimiento escolar sufre las consecuencias. Al proporcionar una vivienda adecuada, el ingreso familiar y un nivel aceptable de servicios de calidad en la atención sanitaria y el apoyo familiar, se podrán mejorar la seguridad de los jóvenes y proponer soluciones de futuro.
Los niños crecen en la pobreza y se corre el riesgo de que nazca una generación perdida. La pobreza infantil en una prioridad en la agenda de la Presidencia Belga y lo demostró así cuando se reunió la Unión Europea el pasado 2 y 3 de septiembre. En el encuentro de expertos, responsables políticos y trabajadores sociales, todos activos en el cuidado y bienestar del niño, se identificaron los compromisos para superar la pobreza y promover el bienestar de los niños.
Los gobiernos en la actualidad están tratando de reforzar su posición frente a un escenario donde los recortes presupuestarios amenazan a las escuelas actuales y futuras, los servicios sanitarios, los servicios de protección de la infancia y el desarrollo regional. Así, mientras se puede observar un crecimiento del PIB en Europa y la tasa de desempleo está en franco descenso, existe mayor posibilidad de crecimiento de la tasa de personas vulnerables que reciben asistencia, o dependan de servicios sociales o de la solidaridad en general.

Y así responden esos políticos que cobran más por hacer acto de presencia en el Parlamento Europeo, que por solucionar la grave crisis económica que está viviendo el mundo entero. "Sus señorías de la Eurocámara no están dispuestas a apretarse el cinturón, aunque sea un solo agujero. El departamento de Presidencia del Parlamento Europeo ha decidido declarar ‘inadmisible’ la enmienda presentada por el eurodiputado portugués de la Izquierda Unitaria (GUE/NGL) Miguel Portas de reducir el 5 % los gastos de oficina de los miembros de la Eurocámara, de 4.300 euros al mes".(elconfidencial)


Parece ser que su único consejo es que los ciudadanos nos tenemos que apretar el cinturón, ¿pero cómo hacerlo con los pantalones bajados?.
-----
El miedo es lo único que nos limita
Gracias por tu visita