Juan Carlos de Borbón y la perversión de la caza como diversión y placer





El monarca español Juan Carlos de Borbón, hasta que se mude para el otro barrio, sigue pasándose por sus forros la opinión del pueblo y continúa hiriendo sensibilidades tanto en España como en el resto del mundo con su sanguinaria afición por asesinar animales inocentes allá donde exista impunidad para esa repulsiva actividad.
Gracias a él, la industria tauromáquica se vale para hacer de su corrupto negocio un espectáculo al cual solo asisten ignorantes, engañados, enfermos, entre ganaderos, famosos que prestan su promoción a la barbarie a cambio de promociones artísticas y literarias con las discográficas y editoriales más importantes, propiedades de taurinos poderosos amigos personales de Juan Carlos de Borbón y de personajes de la nobleza y de la política, que entre sus negocios, poseen ganaderías de lidia.
Así permanece la España profunda y franquista que no avanza y que con la ayuda del monarca sanguinario se conservan las más retrógradas mentes.
Sería conveniente explicar al mundo entero que la mayoría de la población española con un elevado porcentaje, desprecia la monarquía, rechaza la tauromaquia y castiga la caza.
Sobre la última cacería del monarca en África, donde dio muerte a elefantes y búfalos, os recomiendo el artículo de elpublico.es

Espero que las fotografías que publico en este post puedan permanecer intactas en este blog, pues las están censurando. Y digo yo, si las censuran será porque en ellas se ve algo que no es ni ético ni moral. Y si saben que no es ni ético ni moral, ¿por qué insisten en seguir con su criminal actividad? Por una sola razón, porque la arrogancia humana no es más que estupidez, a no ser que también de arrogante se esté enfermo mentalmente.
-----
El miedo es lo único que nos limita
Gracias por tu visita