Por qué nos traga la Tierra, sus causas y los países más propensos







Sabemos que en muchos lugares del planeta la tierra se abre tragándose lo que se encuentra en la superficie. El por qué ocurre y los lugares más vulnerables a esas sacudidas misteriosas, lo desvelaré en esta publicación extraída de National Geographic.


¿Cómo se forman estos agujeros?


Se forman cuando un vacío bajo la tierra crea una depresión que traga todo lo que tiene a su alrededor.


¿Cuántos tipos hay?


Hay dos principales. Las dolinas de disolución se encuentran en sitios como el Valle de Shenandoah, o suelos arenosos bajo los que hay un vacío. No suelen provocar una catástrofe, sino que la superficie va disminuyendo con el tiempo, puede tratarse de cientos o miles de años.


Las dolinas de hundimiento, sin embargo, son las protagonistas de las noticas como ésta. Se forman al hundirse el terreno sobre una cavidad kárstica, al desplomarse el techo de ésta. Es justamente lo que ha ocurrido en Florida.


¿Produce dolinas la actividad humana?


Sin duda. A veces, si sacamos agua de un pozo en una región kárstica (paisaje que se forma al disolverse rocas solubles, como la caliza), baja el nivel freático. Es casi el mismo efecto que cuando tiramos de la cadena. Bajamos el nivel freático (donde se encuentra el agua subterránea) y el suelo que estaba sobre éste se hunde.


También podemos producir dolinas al construir aparcamientos y edificios y cambiar lo que llamamos régimen hidrológico: entonces el agua corre y se concentra en un punto.


¿Qué regiones o estados son más vulnerables?


Si hablamos de caliza, hablamos del este de Estados Unidos. Obviamente, el primero es Florida, donde casi todo el terreno se clasifica como kárstico, lo que significa que hay peligro de formación de dolinas.


Pero hay otras zonas de caliza. El Great Valley, desde Pensilvania, o incluso desde el este de Nueva York, pasando por Tennessee hasta Alabama, es una zona propensa. También tenemos los Montes Ozark, en Missouri, Indiana y la esquina sureste de Minnesota.


Básicamente desde el este de Oklahoma la media es 700 cm de lluvia al año. Pero en ambientes áridos, como las Colinas Negras de Dakota del Sur, Wyoming, áreas de Nuevo México y zonas de Oklahoma, hay yeso, que también es soluble. Es una roca fuerte cuando está seca, pero se disuelve rápidamente con la lluvia.


Luego tenemos la sal, responsable en Daisetta, una ciudad al este de Texas, de una dolina de 180 metros de ancho y 45 metros de profundidad. Pasó algo parecido el verano pasado en Bayou Corne (Luisiana). Efectivamente, todos sabemos que si pones sal en un vaso y añades agua, la sal desaparece debido a su solubilidad.


¿Y en otros países?


México y Belice son terrenos kársticos, igual que algunas partes de Italia. El término «karst» viene de la palabra y región eslovena Kras, y en toda esa zona de la antigua Yugoslavia (Eslovenia, Croacia) existe el peligro de la formación de dolinas. En muchas áreas de China y Rusia también. De hecho, existe en todo el mundo. Soy de los partidarios de hacer un mapa del mundo de terreno kárstico.


¿Cómo podemos prever el fenómeno? ¿Hay alguna forma de evitarlo?


Puede no haber señales que nos adviertan del peligro, pero otras veces sí. Habría que vigilar las grietas recientes en los cimientos de casas y edificios, o preocuparse si se abomba el marco de una puerta o ésta no cierra como antes.


Fuera de la casa o edificio se podrían observar grietas o pequeñas depresiones, o árboles que de repente se inclinan. Esto podría darse debido a que el suelo se está hundiendo.


Si tienes la suerte de comprobar que hay un vacío bajo una estructura, podrías tener relativo éxito cavando, rellenándolo de hormigón y colocando después grandes trozos de piedra, y encima otros más pequeños, para mitigarlo. Sin embargo, si está bajo un edificio, como ha ocurrido en Florida, no creo que tengas mucha suerte.


¿Cuál es la mayor dolina de la historia? ¿Y la más mortal? ¿La más costosa en términos de daños materiales?


Cuando ha ocurrido, las pérdidas humanas han sido mínimas, afortunadamente, gracias a que las dolinas están localizadas. Muchos de los fenómenos mortales que he visto han tenido lugar en autopistas y las víctimas que conducían sobre ellas se precipitaron directamente en el agujero. Otras personas que han perdido su vida en dolinas lo hicieron al estar directamente sobre ellas cuando se derrumbaron.


El agujero que se formó en Guatemala en 2010 fue absolutamente increíble, parecía que no tenía fondo. Probablemente, para los geólogos sea uno de los más espectaculares.


En Estados Unidos, posiblemente lo sea el de Winter Park (Florida) de 1981, al que cayeron los porsches de un concesionario local y que acabó con toda una manzana de la ciudad. El de Daisetta (Texas) también fue espectacular, porque fue uno de los primeros grabados en video y pudimos ver lo que sucedió.


¿Qué ocurre después de hundirse la dolina?


Normalmente, si no haces nada, el agujero se llenará él mismo. A veces se convierte en lo que llamamos una «garganta abierta», en la que puedes ver la roca del fondo. Dependiendo del nivel freático, también podría llenarse de agua, y tendríamos un bonito estanque.


¿Está aumentando últimamente la frecuencia de este fenómeno?


No lo sabemos, todavía no tenemos datos suficientes. No son fenómenos generalizados, como los terremotos o los huracanes, sino que están muy localizados. Las zonas kársticas suelen ser terreno agrícola, porque el suelo es excelente para eso, por lo que suelen darse ahí.


Sin embargo, no contamos con una base de datos nacional o internacional de dolinas. En cualquier caso, a medida que crece la población y desarrollamos áreas que podrían ser susceptibles, es posible que veamos más casos como éste.


Vía: www.nationalgeographic.es

-----
El miedo es lo único que nos limita
Gracias por tu visita