Nelson Mandela permanecerá eternamente en nuestros corazones






Descansa en paz hombre de paz.


Siendo un inmortal, la perfección no existe. Él también cometió fallos, pero su grandeza fué la de haberse arrepentido y no sembrar la maldad.


Aprendió del mal para crecer como un gran ser humano.


Ahora, nadie es nadie para juzgar sus acciones.


De todas sus reflexiones, que tanto nos ha enriquecido al resto del mundo, traigo la siguiente.






Ojalá sirviera para tocar esas conciencias dormidas.

-----
El miedo es lo único que nos limita
Gracias por tu visita